Todas las personas sudan, es a través del sudor que nuestro organismo regula su temperatura. Algunas personas tienen una cantidad de sudor superior a lo habitual. Este trastorno se denomina hiperhidrosis.

 

¿Cuánta gente sufre sudoración excesiva o Hiperhidrosis?

Se ha calculado que un 3% de la población sufre algún tipo de exceso de sudoración. Los efectos suelen comenzar en la infancia o en la adolescencia y alrededor de los 20 años, pero sigue afectando a personas de mediana edad.

 

Tipos de Hiperhidrosis

La hiperhidrosis puede dividirse en dos clases, primaria y secundaria.

  • La hiperhidrosis primaria o esencial se da típicamente en personas jóvenes y la sudoración suele ser focal.
  • La hiperhidrosis secundaria es síntoma de alguna enfermedad, como pueden ser transitorios neurológicos o endocrinos, por lo que debemos hacer un diagnóstico diferencial, aunque la hiperhidrosis secundaria suele ser generalizada y muy raramente focal como la esencial.

 

¿Por qué se produce la hiperhidrosis?

El sudor es necesario para el control de la temperatura corporal. Está regulado por el sistema nervioso simpático. Entre un 0,5 y 1% de la población tiene un inapropiado funcionamiento del sistema simpático, que envía un estímulo exagerado a las glándulas sudoríparas o ecrinas produciendo una sudoración desmesurada en determinadas zonas del cuerpo, así se produce la hiperhidrosis.

 

¿Dónde se produce la hiperhidrosis?

La hiperhidrosis puede producirse en varias zonas del cuerpo, las más frecuentes son las que tienen mayor concentración de glándulas sudoríparas como son las axilas, las manos, las ingles y los pies.

 

¿Qué factores pueden estimular el problema?

El ejercicio físico, el calor o el frío, el alcohol, café o té, el tabaco, los alimentos picantes o especiados, el estrés, la ansiedad o las emociones fuertes son algunos de los factores que pueden contribuir a desencadenar el problema.

 

Tratamientos más habituales aunque no muy efectivos

Este tipo de dolencia, hasta hace poco tenía varios tratamientos alternativos:

  • Aplicación de cloruro de aluminio (aunque a menudo irrita la piel y la efectividad del tratamiento no va más allá de una semana)
  • Baños diarios con jabones con clorhexidina.
  • Cremas antibacterianas.
  • Utilizar antitranspirantes y desodorantes
  • Evitar los factores desencadenantes
  • Mantener ambiente fresco con ropa holgada y de algodón
  • Permanecer relajado.

Existen también alternativas quirúrgicas pero con todos los agravantes que ello conlleva.

 

La solución no quirúrgica más efectiva para la sudoración excesiva

Tratamiento con Botox.

Al contrario que los procedimientos quirúrgicos, que son complicados y pueden presentar serios efectos secundarios, el tratamiento con toxina botulínica es fácil de administrar, es altamente efectivo, no deja cicatrices y está casi exento de efectos secundarios como la hipersudoración compensatoria.

El procedimiento es simple y no se requiere anestesia para tratar las axilas, para tratar las palmas y las plantas basta una anestesia local o tópica con pomadas formuladas al efecto. El tratamiento consiste en micro inyecciones con una aguja muy fina en la zona afectada, aproximadamente cada centímetro cuadrado para cubrir toda la zona. Los efectos empiezan a notarse a los 4-5 días y  duran aproximadamente seis meses.

El tratamiento con toxina botulínica ha revolucionado el tratamiento de la hiperhidrosis axilar y palmo-plantar. Aunque no puede ser considerada una enfermedad, el exceso de sudoración tiene un gran impacto en la calidad de vida del paciente tanto social como laboralmente, por lo que los resultados son muy valorados por el paciente.

 

Últimos Posts

Deja un Comentario

Introduce tu búsqueda y pulsa Entrar

adios-a-la-celulitisAqualyx-Dra-Villanueva