correccion-nasal-o-rinoplastia

La rinoplastia sin cirugía, la rinomodelación o el rinolook –como viene llamándose ahora-  utiliza implantes para corregir algunos defectos de la nariz. Podemos suavizar los ángulos nasales, levantar la  punta nasal al rotar las estructuras de la base nasal y también evitar el proceso de caída de la punta que se produce con el envejecimiento facial.

Corregimos narices muy ganchudas, que, aunque no disminuyen de tamaño, sí que mejoran mucho su apariencia. A su vez también podemos rellenar el dorso para cambiar el ángulo rino-frontal y  también disimular pequeños huecos y defectos.

Muchas veces la corrección de la nariz precisa también de la corrección del mentón para armonizar el perfil facial.

Con la Rinoplastia sin cirugía o Rinolook pueden también corregirse pequeños defectos que pueden haber quedado tras cirugías previas o fracturas nasales.

Para estos rellenos utilizamos ácido hialurónico e hidroxiapatita cálcica. Son tratamientos no permanentes de una duración aproximada de 18 meses. Se realizan en la consulta sin anestesia o con una anestesia muy ligera, de forma que el paciente puede volver inmediatamente a su vida normal.

De todas formas es también cierto que no podemos corregirlo todo con esta técnica. Algunas narices solo pueden corregirse con cirugía, por lo que es muy importante la indicación

Introduce tu búsqueda y pulsa Entrar