En Qué Consiste La Primera Visita

La primera visita es uno de los momentos más importantes del tratamiento, por no decir el más importante. La primera vez que una persona acude a nuestro centro la escuchamos con atención, vemos qué es lo que le preocupa y realizamos un diagnóstico detallado. De esta manera, podremos indicar con seguridad la solución más adecuada.

Tras concertar una visita, recibiré al paciente en mi despacho y tranquilamente y sin prisas, lo primero que haremos será realizar la historia médica. Aunque vayamos a tratarnos de un problema estético, hay enfermedades o situaciones como el embarazo o la lactancia, que contraindican algunos tratamientos. También es muy importante conocer otros datos médicos, como alergias o enfermedades crónicas, como por ejemplo la diabetes, para tomar las precauciones necesarias. También es importante tener en cuenta los tratamientos faciales que se hayan podido realizar con anterioridad.
Una vez finalizada la historia médica, que muchas veces ya nos aporta datos muy importantes, nos centraremos en el problema que te ha traído a nuestra consulta.

Empezaremos entonces la exploración clínica, después de desmaquillar si es preciso, y pasaré a estudiar conjuntamente contigo y mediante la ayuda de un espejo o de fotografías, las características de tu piel y los problemas que te preocupan.

Como ya sabéis, mi especialidad es el rejuvenecimiento facial, así que estudiaremos la cara desde diferentes puntos de vista: en reposo, en movimiento, el estado de la piel, la grasa, si ha disminuido o aumentado con los años y en qué zonas, las arrugas concretas que puedan existir, los surcos, la simetría, etc.

Como todos somos asimétricos y las asimetrías se pronuncian con la edad, es importante que las reconozcamos para poderlas tratar en la medida de lo posible.

Si es necesario, usamos herramientas de medición muy precisas, como compases o pies de rey especiales, que nos ayudarán a valorar todo los rasgos.

Una vez que hemos centrado el problema, y de acuerdo en lo que podemos y queremos conseguir, pasaré a explicarte un plan de tratamiento y también veremos conjuntamente en qué consiste cada tratamiento que podemos realizar en la consulta: sus ventajas, sus pequeños inconvenientes, el orden en que sería conveniente llevarlos a cabo, de manera que los resultados se ajusten siempre a tus expectativas. No todos los tratamientos son para todo el mundo. Se trata de diseñar un tratamiento a tu medida, que se ajuste a tus rasgos y a tu anatomía. Mi experiencia de más de 25 años en medicina y cirugía estética me hacen valorar detalles que antes no hubiera tenido en cuenta y en esas pequeñas cosas radica precisamente el éxito del tratamiento. En la cara, un milímetro cuenta! El objetivo es que mejores de una manera natural, sin estridencias, ni cambios bruscos, de acuerdo a tu edad, tu personalidad y tu estilo. Y a la vez, que estas mejoras te permitan también prevenir; es decir no empeorar con el paso de los años.

Durante esta primera visita te aconsejaré también sobre los tratamientos cosméticos que puedes seguir y que nos ayudarán a mejorar la calidad de la piel, ya que la constancia en los tratamientos de cada día hace que se potencien los buenos resultados. También valoraremos la posibilidad de hacer algún tratamiento de micronutrición para ayudar desde dentro a combatir el envejecimiento.

En caso de que sea necesario, te recetaremos el tratamiento previo que deberías tomar.

Ya vemos que todo eso es “mucha información”. Precisamente por ello, estoy disponible para cualquier pregunta que te surja a raíz de esta primera e importantísima visita.

Te daremos un presupuesto detallado de cada tratamiento a realizar, y si tú lo deseas un calendario de cómo es recomendable realizar los tratamientos y las visitas de revisión.

Después de hacer los tratamientos, siempre me gusta concertar una visita de revisión para valorar conjuntamente el resultado y realizar algún retoque si es necesario.

A partir de aquí, con las mejores técnicas y los mejores productos conseguiremos el resultado deseado.

¿He De Tomar Alguna Medicación Antes Del Tratamiento?

En general, no recetamos medicación antes de la mayoría de tratamientos excepto por circunstancias particulares de cada paciente.

Para los rellenos con ácido hialurónico, recetamos a veces tratamiento homeopático para disminuir la inflamación y la tendencia al sangrado.

Sí que es recomendable -y así lo avisamos al paciente- no tomar aspirina, vitamina E y antiinflamatorios antes del tratamiento, pues aumentaría la tendencia al sangrado.
También es importante conocer la medicación que toma el paciente por si pudiera interferir.

¿Cuándo es Mejor Hacer los Tratamientos, En Invierno o En Verano?

La mayoría de tratamientos pueden hacerse durante todo el año.
Si sale algún moradito, hay que tener precaución con el sol hasta que éste desaparezca; y también hay que ir con cuidado con la exposición al calor en el caso de los rellenos, durante los primeros días.

Los tratamientos de láser y peeling si es recomendable realizarlos durante el invierno, ya que España es un país con mucho sol, y está contraindicado tomar el sol tras el láser o los peelings.

Podemos aplicar también un filtro solar en nuestra piel, pero hemos de tener en cuenta que el sol durante el verano es más fuerte y es más difícil protegerse.

¿Me Cambiará La Expresión?

No; la expresión no ha de cambiar, solo relajarse y volverse más suave y más parecida a como éramos hace unos años. Con el tiempo, la expresión de la cara se endurece, y eso es lo que queremos mejorar, pero sin cambios drásticos.

¿Me Dolerá?

No; estos tratamientos se realizan con agujas muy finas o con cánulas, y los procedimientos son casi indoloros.

Si alguno de estos tratamientos es más doloroso, como los que se pueden realizar en la boca, utilizamos una pequeña cantidad de anestesia local. De esta manera, el tratamiento no duele nada, el paciente esta más tranquilo, trabajamos más cómodamente y todos nos sentimos mejor.

En otros casos, podemos utilizar pomada anestésica para ayudar a notar menos los tratamientos.

¿Me Quedará La Cara Hinchada?

Normalmente no, aunque depende también del tipo de tratamiento.

Lo único que es más frecuente es una pequeña inflamación en los labios, porque se trata de una zona muy delicada y sensible. Habitualmente, esta pequeña inflamación dura solo de 24 a 48 horas.

En general, después de hacernos este tipo de tratamiento, podemos hacer vida completamente normal.

Si Sale Un Morado, ¿Qué Debo Hacer?

Los avances en los materiales que utilizamos (agujas y cánulas muy finas) y una técnica supercuidadosa hacen que actualmente salgan pocos morados. Y cuando en alguna ocasión aparecen, no se trata de un problema de tipo médico, sino más bien social.

Si sale un morado, lo mejor es no hacer nada y solamente disimularlo con maquillaje hasta que desaparezca. Por seguridad, en la consulta os proporcionaremos un maquillaje especial para que sea más fácil cubrirlo.

En algunos casos especiales, se pueden recetar medicamentos homeopáticos que ayudaran a la reabsorción de estos pequeños moraditos.

¿Y Si Te Lo Dejas De Hacer?

Ésta es una de las preguntas que nos hacéis más frecuentemente. Si nos dejamos de hacer un tratamiento como el botox o los rellenos, lentamente el efecto irá desapareciendo.

Y a partir de que el tratamiento ya no tenga efecto, iremos envejeciendo como lo hacíamos antes del tratamiento, con la ventaja de haber ganado ese tiempo y esa mejora.

En ningún caso se da un envejecimiento brusco, sino al contrario: la mejora es perceptible durante tiempo.

Después Del Tratamiento, Puedo…

Ir a trabajar
Sí. Después de estos tratamientos, podemos ir a trabajar. Solo es recomendable tener alguna precaución en el caso del labio, que puede inflamarse más.

Hacer deporte
Es recomendable no hacer deportes violentos durante 48 horas, aunque sí que podemos realizar una actividad suave.

Tomar el sol
En el caso de salir algún moradito, deberíamos cubrirlo con filtro solar; y en cualquier tratamiento la exposición al sol durante 48 horas no es recomendable por el calor.

Ir al dentista
Dependiendo del motivo de la visita al dentista, no hay problema en los tratamientos con toxina botulínica, pero si nos hemos hecho un tratamiento labial, lógicamente deberemos esperar unos días antes de programar una visita al dentista. En el caso de intervenciones más complejas como implantes dentales, deberemos coordinar los tratamientos.

Hacerme Una Limpieza De Cutis
Siempre es mejor esperar a después de la revisión del tratamiento correspondiente.

Darme un masaje
Tanto en el caso de tratamientos de relleno, como de toxina botulínica, no debe masajearse la zona a no ser que lo indique el médico. Respecto a los masajes en la espalda, no es conveniente colocar la cara en el orificio de la camilla de masajes al menos durante 48 horas.

Dormir o tumbarme
No hay problema en dormir o en tumbarnos después del tratamiento. Solo en caso de rellenos muy importantes, se recomienda dormir con la cabecera de la cama un poco elevada y boca arriba durante un par de noches.

Depilarme el labio superior o las cejas
Después de un tratamiento de Botox, no se ha de manipular la frente durante 4 horas; y cuando se trata de los labios, no es conveniente depilarse con cera durante 15 días.

Coger un avión-viajar
No hay ningún problema en viajar. Únicamente en vuelos muy largos, se podría producir una inflamación más importante de lo normal por las horas de descompresión en el avión.

Maquillarme
En general te puedes maquillar a partir de las 4 horas del tratamiento.

Horas Convenidas

+34 933 622 565

Lunes y Jueves de 10h a 14h y de 16h a 20h

Martes y Miércoles de 10h a 17h

Viernes de 10h a 14h

CONTACTA CON NOSOTROS

Introduce tu búsqueda y pulsa Entrar