A principios del mes de octubre estuve en New York en un curso de tratamientos de rejuvenecimiento facial con rellenos de ácido hialurónico y toxina botulínica impartido por el Dr. Swift.

El Dr. Swift, cirujano plástico canadiense, es el introductor y máximo defensor en medicina estética del concepto del número Phi o número áureo la proporción de la belleza.

El número Phi 

La proporción 1 – 1,6  es la denominada proporción aurea y es una relación presente en la naturaleza y en nuestro cuerpo. Ya lo estudiaron en la antigüedad y Leonardo Da Vinci dibujó el Hombre de Vitruvio según esta proporción.

El Dr. Swift mide con un aparatito especial denominado Caliper esta proporción en el rostro y con estas medidas trata la cara en lo que denominamos Beauthyphycation o proceso de embellecimiento según las medidas del nº Phi.

Estas medidas son útiles para medir la proporción. Y la proporción es importantísima para la belleza.

El curso de tres días incluyó una interesantísima parte de anatomía impartida por el Dr. Cotofana anatómico de prestigio y también como utilizar el caliper un nuestra práctica diaria.

A la hora de inyectar durante las prácticas con pacientes, la técnica del Dr. Swift es especial y aunque ya la conocía creo que estos tres días de curso me han aportado trucos nuevos y conocimientos que me traigo de New York. Para aplicarlos en mi día a día, siempre tenemos que intentar aprender para mejorar y ya he comentado muchas veces que el compartir conocimientos es muy enriquecedor.

Los tratamientos con ácido hialurónico y toxina tanto para embellecer como para rejuvenecer y prevenir están experimentando en los últimos años un avance espectacular con la mejora de las técnicas y de los productos, lo que nos obliga a estar siempre al día para poder ofreceros lo mejor.

Estoy muy contenta de haber asistido a este curso por la visión diferente que me ha aportado y también la posibilidad de pasear un poco por Brooklyn  y Manhattan.

Últimos Posts

Introduce tu búsqueda y pulsa Entrar